LOS LIBROS Y LA TELEVISIÓN TAMBIÉN ALECCIONAN

En escritor por encargo sabemos el furor que causa la serie Juego de Tronos, todo un hito que ha marcado un antes y un después en la historia de la televisión, pero que no olvidemos tiene su origen en los libros, detalle que muchos parecen pasar por alto.

Así pues, dentro de su estética y, en ocasiones, punto salvaje, la trama deja grandes y valiosas lecciones que pueden ser perfectamente aplicables en nuestro día a día o que bien podrían estar extraídas de nuestro refranero popular, entre ellas:

  • Deja vivo a un lobo y las ovejas nunca estarán a salvo. Arya Stark
  • Las creencias suelen ser la muerte de la razón. Qyburn.
  • Cuando cae la nieve, el lobo solitario muere, pero la manada sobrevive. Sansa Stark.
  • ¿Quieres mandar algún día? Pues aprende a obedecer. Jeor Mormont.
  • Una buena acción no limpia una mala, ni una mala, una buena. Stannis Baratheon
  • Nada de lo que se diga antes de la palabra pero cuenta realmente. Benjen Stark.

Porque, ¿Quién dijo que la tele no enseña? Más allá del fanatismo, si se usa la interpretación correcta, en escritor por encargo sabemos que siempre se puede extraer una lección de todo cuanto vemos. Cualquier redactor de contenidos, ya sea para internet, radio o televisión, busca un doble efecto en sus palabras y, en este caso, tanto guionistas como autor, han sabido sacar provecho del léxico y de la propia y conflictiva trama.